Blog Havaianas

cascadas europeas

Las 15 cascadas más grandes de Europa 

Las 15 cascadas más grandes de Europa 

La naturaleza es un espectáculo que pocas acciones del ser humano pueden mejorar. Quién no se ha quedado atónito ante un lago bellísimo, unas montañas imponentes o simplemente frente al mar.

Hoy, queremos traerte una lista de uno de los accidentes geográficos que más nos suelen impresionar. Así que vamos a conocer cuáles son las cascadas más grandes de Europa, en una lista de 15 que estamos seguros de que no te dejará indiferente.

1- Vinufossen (Noruega)

Noruega es un país caracterizado por su belleza en forma de fiordos, ríos, lagos y naturaleza salvaje. Sin duda, estamos ante uno de los países más bellos de nuestro continente, pero a esto tenemos que sumarle que cuenta con la cascada más alta de Europa. También posee el mérito de ser la sexta más alta del mundo.

Con 865 metros de caída, Vinnufossen se encuentra muy cerca de la localidad de Sunndalsora, desde donde podemos ver este poderoso salto de agua. Caminando podemos acceder hasta su base, y ver el agua caer proveniente del deshielo del glaciar Vinnufonna.

2- Cascada de Röthbach (Alemania)

Aunque las 16 cascadas más altas de Europa se encuentran en Noruega, la primera que aparece en la lista de las cascadas más grandes de Europa continental es la de Röthbach.

Para llegar hasta ella tenemos que acudir al parque nacional de Berchtesgaden, en la región de Baviera, al sur de Alemania. El acceso hasta esta cascada de 470 metros de altura es un poco difícil. El río que da agua a la cascada tiene el mismo nombre, que bombea agua directamente hacia el lago Obersee.

Aunque no está permitido nadar en este lago, dispone de diferentes áreas con ambiente playero en las que podrás echar mano de tus chanclas y pasar un rato agradable sobre la arena.

3- Cascada Grande de Gavarnie (Francia)

Ahora ponemos dirección hacia el país galo. En el sur, en la región de los Pirineos, se encuentra la cascada Grande de Gavarnie. Con 423 metros, es el segundo salto de agua más grande de Europa.

Curiosamente, el caudal de agua que provoca la cascada de Gavarnie proviene de España. Un glaciar cercano al pico del Cilindro es el que se derrite para provocar la cascada más impresionante de Francia.

Para llegar hasta ella tendremos que caminar unos 30 minutos desde el pueblo de Gavarnie, para entrar en el Parque Nacional de los Pirineos.

4-  Skógafoss (Islandia)

¿Una cascada junto a la playa? Pues sí, ya que en Islandia cualquier accidente geográfico es posible.

Considerada una de las cascadas más bellas del país, el salto de agua no impresiona tanto por su altura de 60 metros, sino por su anchura de más de 25.

El río Skógá es el afluente de esta cascada impresionante, que esconde una cueva tras ella. La leyenda cuenta que allí se encuentra un tesoro vikingo, así que trata de encontrarlo si visitas esta hermosa cascada en el sur de Islandia.

5- Cascadas de Marmore (Italia)

Te habíamos dicho que las cascadas son fenómenos naturales inigualables. Hay una pequeña mentira en nuestra lista. Y es que las cascadas de Marmore, en Italia, son artificiales. Pero no por ello dejan de ser impresionantes.

Ubicadas en pleno centro del país, su altura total es de 165 metros, siendo la cascada más grande de Italia. Para llegar a ella tendremos que acercarnos al pueblo de Marmore, por donde pasa el río Velino, que es el que dota de agua a la cascada.

Aunque sea artificial, que sepas que esta cascada está hecha con un buen fin: generar energía eléctrica.

6- Salto del Nervión (España)

Llegamos a la Península Ibérica para conocer la que es la cascada más grande de España. Se trata del Salto del Nervión, ubicado en Álava.

Su cercanía al municipio de Berberana hace que la podamos visitar a pie en 1 hora y media de caminata. Cuando lleguemos hasta ella, podremos ver en todo su esplendor los 222 metros de altura que tiene este salto de agua.

El río que dota de agua a una de las cascadas más grandes de Europa es el Délica, que curiosamente pasa a llamarse Nervión justo tras el salto de agua.

7- Faia da Agua Alta (Portugal)

Nos adentramos ahora en la vecina Portugal para conocer su salto de agua más alto. Se trata de la Faia da Agua Alta, que con 60 metros de altura es la cascada más alta del país luso.

En el mapa, la encontramos dentro del parque natural do Douro Internacional, al noreste del país. Para llegar hasta ella, apenas deberemos realizar un sendero de 4 kilómetros de longitud que parte desde la aldea de Lamoso, por lo que es muy accesible.

8- Eas a’ Chual Aluinn (Reino Unido, Escocia)

Para encontrar la cascada más grande del Reino Unido tenemos que irnos hasta Escocia. Allí se encuentra Eas a’ Chual Aluinn, que como ves es un nombre gaélico y no inglés.

Su altura es de 200 metros, y para llegar hasta ella deberemos hacer un camino de 3 kilómetros de longitud en Sutherland, en pleno Highland escocés.

9- Cataratas del Rin (Suiza)

Si has visto alguna vez las cataratas del Niágara o las de Iguazú, sabrás el tipo de salto de agua del que te venimos a hablar. Y es que las cataratas del Rin, en Suiza, no impresionan por su altura, sino por su anchura.

Cuenta con 150 metros de lado a lado, y tan solo con 20 metros de caída. Pero eso no quita que sea uno de los accidentes geográficos más impresionantes de Europa, sobre todo porque por aquí pasan más de 250 metros cúbicos de agua por segundo.

Su ubicación está al norte de Suiza, entre los cantones de Zúrich y Schaffhausen. Su afluente, obviamente, es el Rin, uno de los ríos más largos de Europa.

Lo bueno es que para ver estas cataratas podemos hacerlo en barco, que nos llevará hasta casi la caída de agua.

10- Cascadas de Plitvice (Croacia)

Los lagos Plitvice, en Croacia, son un Parque Nacional que además cuenta con la distinción de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO por su belleza natural.

Junto a estos lagos, existen cientos de cascadas, que no impresionan tanto por su altura, sino por la frondosa vegetación que las rodea.

Las aguas turquesas son impresionantes, y para verlas tendremos que acudir a pleno centro del país croata, en la región de Lika.

Al ser patrimonio de la humanidad, no está permitido bañarse en estos lagos, pero sí realizar diferentes actividades y deportes como rutas en kayak. Existen muchas rutas de senderismo en las que podrás conocer este entorno único.

Echa mano de un buen bolso o mochila y prepárate para descubrir un entorno único

 11- Seljalandsfoss (Islandia)

Volvemos al sur de Islandia, y es que este país no deja de sorprendernos con sus cascadas.

En este caso visitamos la de Seljalandsfoss, a la que dota de agua el río Seljalandsá. A apenas varios kilómetros del mar, su ubicación es perfecta para poder visitarla en coche, ya que desde el aparcamiento nos separan apenas algunos cientos de metros hasta la cascada.

Lo impresionante del lugar no son los 60 metros de altura del salto de agua, sino que podemos acceder hasta la cueva que hay tras él y sacar una de las mejores fotografías en el país islandés.

12-Mardalsfossen (Noruega)

Ahora toca volver a Noruega, para conocer otra de las cascadas más grandes de Europa. Su altura de 705 metros le otorga este privilegio, que se da gracias al agua que lleva hasta ella el río Mardøla.

Su ubicación se encuentra en el medio del país, en la división de Møre og Romsdal. Para acceder hasta ella apenas tendremos que hacer una caminata de 45 minutos desde el parking de la cascada.

13- Cascada de Boka (Eslovenia)

Eslovenia es un país que, aunque desconocido, guarda muchas joyas naturales que merece la pena conocer. Una de ellas es la cascada de Boka, ubicada al oeste del país, junto a la frontera con Italia.

Su altura de 144 metros la convierte en la cascada más grande de Eslovenia. Lo bueno es que podemos verla tanto desde la carretera como desde el mirador. A este último podemos acceder por un pequeño sendero de apenas 5 minutos de duración.

14- Cataratas Krimml (Austria)

Nos vamos hasta Austria para conocer su cascada más alta. También denominadas cataratas, cuentan con 380 metros de altura.

Su nombre viene dado por la cercana localidad de Krimml, que se enmarca en el parque nacional Hohe Tauern.

Otro de los atractivos de esta cascada es que podemos acceder hasta su parte superior mediante un camino de 15 minutos de duración. Este camino fue realizado por el Club Alpino Austriaco.

Las aguas de las cataratas provienen del río Krimmler Ache, que procede de un glaciar. Justo después del salto de agua, el río se une al Salzach, que finalmente desemboca en uno de los ríos más importantes de Europa, el Danubio.

15- Reventón del río Mundo (España)

Para nuestra última cascada hemos dejado una de las más especiales de nuestro país. Para encontrarla, debemos acudir al parque natural de los Calares del Río Mundo y de la Sima, en la provincia de Albacete.

Más que una cascada, el Reventón del río Mundo es el nacimiento de este curso de agua. Y lo impresionante del lugar no es su altura, sino que el agua sale directamente de un hueco en la piedra, por lo que la cascada no nace al aire libre.

El único problema es que el fenómeno natural se da pocas veces al año. Para verlo, apenas tendremos que hacer una caminata de media hora hasta este hermoso fenómeno natural que completa nuestra lista.

Todas las cascadas de esta lista son increíbles y merece la pena su visita. Algunas de ellas tendrán mucho menos caudal en verano, pero son un sitio perfecto para planear una ruta andando y luego reponer fuerzas con un buen bocadillo.

Siempre podrás echar manos de tus chanclas o de las sandalias de Havaianas, para una vez llegado al destino, siempre que el tiempo y las condiciones del destino lo permitan, poner los pies en el agua y disfrutar de unas vistas maravillosas.

Si las visitas en verano ¡recuerda utilizar crema solar, gorra y gafas de sol!

POST RELACIONADOS

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Havaianas Top

17,99 €

Havaianas Brasil Logo

25,99 €

Havaianas Slim

26,99 €

Havaianas Flash Urban

21,99 €