Blog Havaianas

Sandalias: Las 10 preguntas más frecuentes sobre sandalias

Hay muchas actividades que hacemos de manera mecánica durante un día común; comer, ducharnos, beber agua, y por supuesto, vestirnos. Pero incluso si muchas de estas son cosas a las que estamos acostumbrados, es normal que a veces nos preguntemos: ¿por qué esto y no aquello? ¿Por qué elegimos lo que elegimos? De pronto nos surgen dudas y podría parecer difícil encontrar las respuestas.

Como sabemos que elegir el par de zapatos perfecto para ti es algo que puede llegar a ser complicado y que, aún cuando lo tienes claro, es difícil estar completamente segura, quisimos responder a algunas de las preguntas más frecuentes sobre las sandalias, y en el proceso quizás te enamores de la idea de incorporar un par de Havaianas a tu armario.

¿Cuándo se inventaron las sandalias?

Este tipo de calzado es considerado el primero de la historia por lo que su origen se remonta a muchos (muchos) años atrás, estamos hablando de los primeros registros en el año 7.000 a.C.. Estos zapatos hechos de madera y fibras eran utilizados en ocasiones especiales y usualmente por las clases sociales altas del Imperio Romano, en ellos se incrustaban joyas. En su momento las sandalias fueron utilizadas también por intérpretes griegos. Este tipo de zapato se popularizó tras la Segunda Guerra Mundial, cuando las sandalias comenzaron a pasar por un constante proceso de reinvención y el mundo entero empezó a adoptarlas para su uso cotidiano.

¿Puedo/ debo conducir con sandalias?

No es recomendable utilizar sandalias para conducir. Entendemos que algunos viajes en coche pueden hacerse un poco pesados y es normal querer estar lo más cómoda posible. Sin embargo, aunque no está prohibido utilizar este tipo de calzado para conducir, es inadecuado en términos de seguridad; pues unas sandalias podrían dificultar la libertad de movimientos para controlar adecuadamente los pedales. 

Con esto en mente no recomendamos conducir con sandalias o chanclas; como alternativa podrías quizás llevar tu par de sandalias en el bolso o mochila para cambiar de zapatos en el momento de llegar a tu destino, pero recuerda la importancia de la seguridad y conduce con un tipo de calzado que te permita tener control sobre el vehículo y así prevenir accidentes. 

¿Cómo deben ajustarse las sandalias?

Como seguramente sabes, existe una gran variedad de tipos de sandalias; desde aquellas que tienen tiras de plástico que rodean la forma del pie como las Havaianas Sunny Sparkle, hasta las que tienen una única tira de tela que cruza el pie de un lado a otro como las Havaianas You Malta. En estos casos, las sandalias no se pueden ajustar si no se corresponden con tu talla, por lo que debes asegurarte de elegir la talla correcta.

¿Cómo saber cuál es mi talla de sandalias? Tu pie debe estar completamente apoyado en la suela, que no haya huecos ni espacios extra porque podrías tropezar con ellas. Comprueba que al andar te sientas cómoda y no apriete ni haga daño en ningún sitio. ¡Si tienes dudas sobre tu número de pie, te recomendamos echar un ojo a nuestra guía de tallas!

¿Cómo puedo evitar que mis pies suden con sandalias?

Lo primero es asegurarse de que tus pies estén limpios antes de ponerse las sandalias o utilizar cualquier tipo de zapato. Es importante que te acostumbres a usar calcetines al llevar zapatos cerrados, ya que con el zapato cerrado los pies sudan mucho más. Esto disminuirá la posibilidad de transpiración. Para las sandalias, una recomendación es aplicar polvos de talco antes de ponértelas, esta técnica reduce la producción de sudor que provoca el mal olor. También existen desodorantes especializados para utilizar en los pies, que son un buen aliado en estos casos. 

¿Cómo puedo evitar que mis pies se resbalen con las sandalias?

Hay varias formas de evitar los resbalones. Los polvos de talco vuelven a ser útiles para esto, ya que al absorber el sudor ayudan a no resbalar cuando utilizamos sandalias. Otra opción es usar plantillas; existen de distinto tipo, unas más discretas que otras, y te darán el soporte, superficie y comodidad que necesitas para andar felizmente con tus sandalias. También, un truco popular para evitar que los pies resbalen al utilizar sandalias es echar un poco de laca para el pelo sobre la sandalia, esperar hasta que se seque un poco, ponerte las sandalias y andar sin miedo. 

¿Cómo puedo quitar el olor de las sandalias de goma?

Existen dos maneras muy sencillas de quitar el mal olor de las sandalias de goma, la primera es lavarlas con agua y jabón. De esta forma eliminarás la suciedad y bacterias culpables del mal olor que se hayan acumulado por el uso. El polvo de talco vuelve a jugar un papel importante, al neutralizar el mal olor reduciendo la humedad de la superficie. ¡Nuestra recomendación es combinar ambas opciones!

¿Se puede llevar mallas o medias con sandalias?

Ninguna combinación es imposible, todo depende de con qué te sientas cómoda. Sin embargo, usar sandalias es parte de los beneficios del verano, liberar algunas de las partes del cuerpo que normalmente se encuentran tapadas. Si utilizar medias es algo que quieres hacer porque te encuentras más cómoda o por estilo (por ejemplo, al llevar sandalias con un vestido), te recomendamos que elijas un par del color de tu piel, para camuflar y aún dar esa apariencia fresca y veraniega. 

¿Se pueden llevar sandalias a una boda?

Muchas bodas tienen un código de vestimenta especificado en la invitación, pero varía dependiendo del tipo de celebración. Si tienes dudas acerca de qué calzado es adecuado para un evento en particular, lo mejor es que lo comentes con los anfitriones para que te lo aclaren. Normalmente, en las bodas que transcurren en primavera o verano, es muy frecuente que las invitadas lleven sandalias.

En todo caso, siempre puedes llevar unas sandalias cómodas y bonitas en el bolso para ponértelas después de la ceremonia. ¡Así podrás bailar y moverte a gusto durante toda la celebración!

¿Son lo mismo las sandalias y las chanclas?

Aunque en diferentes países hispanohablantes los términos puedan utilizarse como sinónimos, las sandalias y las chanclas son tipos distintos de calzado. Las chanclas suelen ser para uso cotidiano, normalmente utilizadas en espacios caseros o exteriores informales, playa o piscina, mientras que las sandalias se emplean en ocasiones más elegantes que requieren de estar a la moda y usar calzado de mejor calidad y apariencia. En nuestro artículo del blog te contamos más diferencias entre chanclas y sandalias.

¿Son apropiadas las sandalias para el trabajo?

En este caso, lo mejor es que observes el entorno. Echa un ojo a lo que lleva el resto de la gente de la oficina, o de tu espacio de trabajo, y elige en consecuencia. Y si tienes dudas, ¡pregunta! Consulta a los compañeros, superiores o a alguien que esté familiarizado con el código de vestimenta. De esta forma te será mucho más fácil elegir el zapato adecuado a tu ambiente laboral.

POST RELACIONADOS

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Havaianas Top

17,99 €

Havaianas Brasil Logo

25,99 €

Havaianas Slim

26,99 €

Havaianas Flash Urban

21,99 €